Un año más vivimos una fiesta mágica en Madrid para recibir a los Reyes Magos

Etiquetas: , , ,

Categorias: Acción Comunitaria,Atención y Acogida,Proteccion Internacional

Un año más lo hemos conseguido.

 

Se han repartido Magia y Sonrisas, y también regalos en la fiesta Mágica celebrada en el centro de Fundación Cepaim en Madrid el 4 de enero como avanzadilla a día de Reyes de 2019.

Los preparativos se iniciaron semanas antes, en las que voluntarios y voluntarias de Cepaim en Madrid hicieron una increíble recogida de libros y juguetes para los y las peques de Protección Internacional. Una mención especial al colegio Laude Fontenebro School, que organizó una recogida de libros y juguetes que desbordó incluso nuestras previsiones, inculcando además al alumnado, padres y madres una visión solidaria de la convivencia intercultural.

Donaciones particulares, y de alguna empresa que otra sumaron regalos igualitarios y no bélicos.

 

¡Y llegó el día de la fiesta!

 

Inauguró la actividad Ángel Carrasco como coordinador territorial de  Fundación Cepaim en Madrid, hablándonos de esos Magos y Magas, que cruzan fronteras sin pasaporte, que están en muchos lugares a la vez y que regalan sobre todo, encuentros y felicidad. 

La fiesta empezó jugando, Juegos con globos para los y las más pequeños y pequeños, y la realización de un mural intercultural por parte de los niños y niñas más mayores. Una pintacaras de lo más profesional que decoró los rostros sonrientes de participantes más pequeños y pequeñas.

 

Música bailes, abrazos colectivos y muchos juegos.

 

A media mañana compartimos chocolate caliente y Roscón de Reyes, es un espacio relajado y de intercambio entre profesionales, personas voluntarias y personas participantes en el programa de Protección Internacional de Fundación Cepaim.

Y para terminar se realizó la entrega de regalos: cada pequeño y pequeña participante, pudo recoger antes de marcharse, un regalo adaptado a su edad e intereses. Los Magos y Magas, lanzaron su mensaje a través de los regalos: Los regalos fomentaban la lectura, se regalaron muchos libros y cuentos, y además había juguetes que no trasmitían mensajes sexistas ni bélicos.

 

En resumen una jornada muy movida, entrañable y que una vez más reforzó esos lazos comunitarios tan importantes para la integración. ¡Repetiremos el año que viene!

 

 

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario