Tras los fríos números están las personas – Comunicado de Fundación Cepaim por el Día Mundial de las Personas Refugiadas 2019

Categorias: Atención y Acogida,Tercer Sector,Trabajo Social

Tras los fríos números están las personas

La protección a las personas refugiadas es una cuestión de derechos y de cumplimiento de la legislación vigente, no es solo caridad y humanidad

Con motivo de la celebración del Día Mundial de las personas refugiadas, desde Fundación Cepaim queremos recordar que al finalizar el año 2018 había 70,8 millones de personas desplazadas forzosamente en todo el mundo a consecuencia de la persecución, los conflictos, la violencia generalizada o las violaciones de derechos humanos, durante ese año, 13,6 millones de personas se vieron en la obligación de desplazarse por los conflictos o la persecución, de los que 2,8 millones eran nuevas personas refugiadas y solicitantes de asilo.

En este día queremos  recordar que tras los fríos números están las personas, queremos poner nuestra mirada en las historias de las personas refugiadas que huyen de los conflictos bélicos en Siria, Libia, Eritrea, Sudan, Mali, Nigeria y un largo etcétera de realidades olvidadas, buscando simplemente protección y una mano amiga. Sólo eso quieren los solicitantes de asilo y refugio, las miles de personas, de seres humanos que –como Omar alojado en los centros de acogida de Cepaim– llegaron huyendo de la guerra en sus países, en donde el pasado ha muerto en manos del presente y el futuro simplemente ha dejado de ser un sueño para convertirse en una pesadilla cargada de miedos.

Hoy nos queremos preguntar ¿Cómo está siendo posible la inacción de los gobiernos en la gestión de esta crisis de personas refugiadas en Europa?  ¿Hasta dónde vamos a permitir el crecimiento en Europa de movimientos y partidos populistas de extrema derecha que defienden la discriminación y la hostilidad frente a las diferencias de los otros? Solo desde el dialogo, la comunicación, la relación, el conocimiento, el derecho  y la convivencia vendrán las verdaderas soluciones a los retos que enfrentamos. Nosotros tenemos la palabra y la decisión para cambiar el mundo, no olvidando que la protección a las personas refugiadas es una cuestión de derechos y de cumplimiento de la legislación vigente, no es solo caridad y humanidad.

Queremos recordar a los gobiernos y al conjunto de la ciudadanía algunas de las propuestas que desde Fundación Cepaim hemos venido trasladando en materia de refugio y asilo.

Es necesario facilitar la labor de las organizaciones y equipos de rescate que tratan de salvar vidas en el mar Mediterráneo, autorizando las operaciones de los barcos de rescate y apoyando la reactivación de la operación Sofía de la UE, estableciendo un sistema de desembarco seguro en puertos de los Estados miembros acorde con los derechos humanos e impidiendo las devoluciones de personas a Libia.

Pedimos que se garantice  la aplicación y desarrollo del Pacto Mundial por una inmigración segura, ordenada y regular suscrito por España en Marrakech, así como del Pacto Mundial de Refugiados, creando un organismo de evaluación y seguimiento del cumplimiento de los compromisos del Estado español asumidos en dichos instrumentos.

Es preciso garantizar la necesaria protección a los niños y niñas que llegan a nuestras fronteras y costas, primando el principio de interés superior del menor, mejorando  los procedimientos y pruebas de determinación de la edad conforme a las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (Dictamen de 27 de septiembre de 2018 en el caso N.B.F. c. España).

Es urgente dotar de medios materiales y humanos suficientes la Oficina de Asilo y Refugio para acabar con el actual bloqueo de las resoluciones de las solicitudes de asilo en España. De igual modo, se tiene que  mejorar el sistema de citas para la realización de las solicitudes de asilo y facilitar los trámites administrativos para asegurar que toda persona solicitante sea documentada como tal.

Se deben suprimir las actuales restricciones a la libertad de circulación de las personas que solicitan asilo en Ceuta y Melilla y se les permita el acceso a la península, eliminando  la frase “Válido solo en Ceuta/Melilla” de la documentación identificativa (Conocida como ‘tarjeta roja’).

Poner en marcha vías legales y seguras de acceso al procedimiento de asilo, permitiendo la solicitud en embajadas y consulados, cumpliendo y reforzando los compromisos de España en materia de reasentamiento de personas refugiadas sitas en terceros países.

Se debe eliminar la exigencia del visado de tránsito para las personas originarias de países que se encuentra en situación de conflicto, como es el caso de Siria, Palestina, Gambia y Camerún.

Hay que fortalecer el actual sistema nacional de acogida a personas beneficiarias y solicitantes de protección internacional, como un sistema mixto participado por la Administración General del Estado,  las Comunidades Autónomas y las entidades sociales especializadas, impulsando vía Real Decreto que la parte del sistema que pudiera ser gestionado por las Comunidades Autónomas, se desarrolle en un marco armonizado de prestaciones, garantías, servicios e instrumentos de gestión. Siendo urgente el incremento de las actuales plazas existentes en el sistema y la reducción de la carga burocrática.

El FAMI debe mantener su apuesta por la integración intercultural de las personas inmigrantes y solicitantes de asilo en el nuevo periodo de planificación, garantizando la elegibilidad del gasto de las actuaciones de sensibilización social, el trabajo con población autóctona para la convivencia, permitiendo el trabajo con población inmigrante en situación administrativa irregular y mejorando los sistemas de gestión.

Es necesario adoptar un Protocolo de actuación para dar cumplimiento a los Dictámenes y Recomendaciones de los distintos Comités de protección de los Derechos Humanos del Sistema de Naciones Unidas y evitar así el incumplimiento de España de sus obligaciones internacionales tal y como denunció el Tribunal Supremo en su sentencia n.º 1263/2018, de 17 de julio.

Debemos incrementar la cooperación al desarrollo y el codesarrollo con los principales países de origen de las personas inmigrantes y refugiadas.

Se debe abordar  una revisión del Procedimiento de reconocimiento del Estatuto de Apátrida, incluyendo el derecho al acceso al mercado de trabajo durante la tramitación de éste,  reduciendo el periodo de residencia en España de 10 a 5 años como requisito para el acceso a la nacionalidad.

Proponemos firmar y ratificar el Protocolo adicional a la carta social europea que prevé un sistema de reclamaciones colectivas en el caso de incumplimiento de ésta por los Estados parte, así como el Protocolo nº 16 al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

 

Fundación Cepaim

20 de junio de 2019

 

Actividades de los centros territoriales de Fundación Cepaim en 2019

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Mérida

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Huelva

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 –Cartagena

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 19 de junio de 2019 – Ciudad Real

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – València

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Murcia

“Refugi@ndo” – Actividades por el Día de las Personas Refugiadas en Salamanca

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 18 de junio de 2019 – Aragón

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Lorca

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Navalmoral de la Mata

Día Mundial de las Personas Refugiadas – 20 de junio de 2019 – Teruel

 

 

Autor: F. Cepaim

Una Respuesta a "Tras los fríos números están las personas – Comunicado de Fundación Cepaim por el Día Mundial de las Personas Refugiadas 2019"

  1. […] derechos y de cumplimiento de la legislación vigente, no es sólo caridad y humanidad” porque “tras los fríos números están las personas“, en concreto, 70,8 millones que al finalizar el 2018 fueron desplazadas forzosamente en todo […]

Deja un comentario