Curso Dinamizadora comunitaria para la prevención de la violencia de género para mujeres realizado en Cartagena (Murcia) en septiembre de 2019

Desde la Fundación Cepaim y, de manera especial desde el Proyecto Salir Adelante, se pretende promover la igualdad de oportunidades para la participación efectiva de las mujeres negras, migrantes y refugiadas en todas las esferas de la vida, particularmente a nivel social y económico, toma de decisiones legales y políticas, lucha contra el racismo y todas las demás formas de discriminación.

En esa línea, el PROYECTO SALIR ADELANTE se enmarca dentro de un nivel de prevención primaria: el que se encarga de la sensibilización, toma de conciencia de modelos violentos, empoderamiento de las mujeres para salir del círculo de violencia, creación de grupos de apoyo e información de los recursos existentes para las mujeres que sufren o han sufrido de la violencia. En este sentido, se hace imprescindible acompañar a las mujeres que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que sufren o han sufrido violencia machista. La violencia contra las mujeres es consecuencia de un sistema patriarcal dentro del cual se han construido una serie de estereotipos de género, actitudes jerárquicas y valoraciones sobre lo que es «masculino» y lo «femenino» que otorgan diferentes ejercicios de poder que suponen discriminaciones y violencias hacia las mujeres. En este sentido, también es importante tener presente en este Proyecto a los hombres como agentes activos de cambio para la promoción de la igualdad y la prevención de la violencia de género.

Curso Dinamizadora comunitaria para la prevención de la violencia de género para mujeres en Alzira (Valencia) en octubre y noviembre de 2019.

¿Qué objetivos nos planteamos para 2019?

La idea de este Proyecto es facilitar la comprensión por parte de las/os participantes de que el establecimiento de relaciones libres de violencia en el seno de la familia y/o de las relaciones de pareja es un elemento fundamental para conseguir una vida plena y satisfactoria. Para ello, nos planteamos los siguientes objetivos operativos:

  1. Sensibilizar a mujeres migrantes para la prevención de casos de violencia de género contribuyendo a la erradicación de las situaciones de violencia de género a través de la realización de talleres Salir Adelante.
  2. Detectar casos de violencia de género.
  3. Formar a mujeres como «Dinamizadoras Comunitarias para la prevención de la Violencia de Género» para un trabajo de prevención en la Comunidad.
  4. Sensibilizar y formar a hombres para que se conviertan en agentes activos en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.
  5. Sensibilizar a jóvenes para la toma de conciencia en la desigualdad y promover las relaciones sanas.
  6. Atender los casos individuales que lo requieran a través de un acompañamiento y derivación a recursos especializados.
  7. Realizar Monográficos formativos para profesionales para que adquieran nuevas herramientas para la intervención.

Desde dónde intervenimos…

A nivel metodológico este Proyecto engloba actuaciones grupales de sensibilización en materia de violencia de género y atenciones individualizadas de acompañamiento y seguimiento a fin de dar una atención integral a las personas participantes, especialmente a las mujeres que se encuentran en situación de violencia de género. Nuestra intervención estará enmarcada desde la perspectiva de género e intercultural, fomentando la participación comunitaria en los territorios de intervención.

Contamos con una metodología de intervención altamente testada tras años de experiencia e implementación que ha dado lugar a diferentes materiales de apoyo y consulta para los equipos técnicos. Nuestras publicaciones son:

Entre manos nos hemos traído

Durante el 2019 se ha llevado a cabo gracias a la financiación del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Secretaría de Estado de Migraciones, Secretaría General de Migración y Emigración, Dirección General de Integración y Atención Humanitaria, y la cofinanciado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración en 6 territorios: Cartagena (Región de Murcia), Lepe (Huelva, Andalucía), Alzira y València (Comunitat Valenciana), Madrid (Comunidad de Madrid) y Barcelona (Generalitat de Cataluña).

Las ACTUACIONES puestas en marcha han sido las siguientes:

  • 9 TALLERES “SALIR ADELANTE” de fomento del empoderamiento y de prevención de violencia de género con mujeres.
  • 6 CURSOS DE «DINAMIZADORA COMUNITARIA PARA LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA” CON MUJERES.
  • 2 ENCUENTROS DE DINAMIZADORAS COMUNITARIAS.
  • 5 ESPACIOS DE ENCUENTRO para las mujeres.
  • 3 TALLERES “HOMBRES DE CUIDADOs” Y 2 TALLERES DE “JÓVENES DE CUIDADOs de deconstrucción de la masculinidad hegemónica y prevención de violencia de género con hombres
  • 326 ATENCIONES INDIVIDUALES DE APOYO PSICOSOCIAL PARA 306 personas especialmente con mujeres.
  • 3 MONOGRÁFICOS temáticos para profesionales de la Intervención social.
Taller Hombres de CuidadoS realizado en Barcelona en octubre y noviembre de 2019.

Cada territorio tiene sus idiosincrasias, desde territorios donde la población es menor y rural hasta grandes ciudades con alto volumen de población, y donde se intenta trabajar desde lo local en barrios y/o distritos. Todas estas circunstancias influyen a la hora de desarrollar el Proyecto y adaptarlo a las características, como, por ejemplo: volumen de población migrante, nacionalidades predominantes, facilidad en el manejo del idioma, si en el territorio están implantadas otras entidades sociales con las que trabajar en red, la duración y estabilidad del Proyecto en cada territorio, etc.

El Proyecto permite y favorece constantemente la innovación y creatividad de los equipos técnicos en el marco de los objetivos propuestos a fin de mejorar permanentemente la intervención, facilitando la profundización en temáticas concretas a través de los monográficos y los talleres/cursos, el uso de metodologías participativas y creativas, la implicación en actividades que van más allá de las propuestas en el marco del Proyecto, etc. 

En Madrid y Valencia una de las actividades más destacables fueron los Monográficos dirigidos a profesionales y/o población estudiante. En los tres territorios han tenido un gran impacto por las temáticas tratadas que han resultado de actualidad e interés, sobrepasando el límite de aforo. Las temáticas tratadas en ambos casos se desarrollaron desde la perspectiva feminista, siendo temas que a día de hoy generan debate e inquietud en profesionales, movimientos sociales e instituciones. En Madrid se realizó a finales de octubre bajo el título: “INTERSECCIONALIDAD Y VIOLENCIA DE GÉNERO ¿UNA MIRADA NECESARIA PARA LA INTERVENCIÓN?”, con una participación de 40 personas seleccionadas de entre 100 inscripciones. En Valencia se realizó el 15 de noviembre, con la temática: “EL SÍNDROME DE ALIENACIÓN PARENTAL: VIOLENCIA ESTRUCTURAL CONTRA LAS MUJERES. Consecuencias jurídicas y psicológicas sobre las mujeres y menores en situación de violencia de género” que contó con un aforo de 61 personas de las 84 inscripciones presentadas. Y en Alzira, el monográfico “Herramientas para la intervención en materia de violencia de género” se desarrolló en abril conjuntamente con la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Valencia con la asistencia de 26 alumnas y alumnos de la propia universidad.

Dentro de los Cursos de Dinamizadora Comunitaria para la prevención de la violencia de género destacaremos el realizado en Barcelona porque se llevó a cabo conjuntamente con la Asociación Mujeres Pa´lante, un grupo de mujeres de diversos países de origen que decidieron crear un espacio para encontrarse, reconocerse, acompañarse, ser solidarias entre ellas, encontrar un camino común para conseguir un mundo mejor y más justo para todos y para todas.

En los Talleres Salir Adelante queremos resaltar algunas de las actuaciones, por un lado, por ser formas creativas para trabajar los objetivos del Proyecto y, por otra, por ser novedosas para la mayoría de las mujeres integrantes de los grupos. Así destacamos la sesión de yoga terapéutico realizada en el parque Antonio Machado de Lepe, un espacio acogedor cercano al aula de trabajo del taller, donde las participantes pudieron tomar contacto con el Yoga, trabajando la meditación y relajación como forma de encuentro personal y liberación de tensión interior. Fue una forma de dar importancia al cuidado personal y a pensar en su bienestar desde el deporte y las técnicas de meditación. Otra de las actividades que deseamos remarcar es la sesión de Biodanza que se realizó en Alzira donde, mediante la utilización de la música, la consigna y el movimiento, se conectó con las emociones y se produjeron efectos sobre el sistema nervioso y el organismo en general. De esta forma las participantes consiguieron sentirse más unidas a sus compañeras, relajarse y sentirse mejor consigo mismas.

En los talleres Hombres de CuidadoS cabe destacar, por un lado, las propuestas relacionadas con aspectos prácticos para deconstruir roles y estereotipos de género, como algunas actividades desarrolladas sobre la cocina y la alimentación saludable llevadas a cabo en Lepe, y, por otro, propuestas de creación de grupos más estables donde continuar trabajando en la promoción de la igualdad y la prevención de la violencia de género en Cartagena y Barcelona. En Cartagena, se programó la sesión:  Empleo LEGO- Proyectamos Nuestro Futuro, proyecto educativo para el fomento de la cultura emprendedora y la economía social como herramienta de inclusión, desde el proyecto EPI “Emprender Para Incluir”, con el objetivo de trabajar a nivel personal frustraciones, miedos e inseguridades detectadas en los participantes, muy asociadas a la falta de proyección profesional.

Taller Salir Adelante. Fortaleciendo relaciones libres de violencia con mujeres realizado en Alzira (Valencia) en octubre de 2019.

Grandes logros: algunos de los cambios percibidos…

Dada nuestra amplia experiencia, somos conocedoras que el Proyecto Salir Adelante produce cambios significativos en la vida de las personas con las que intervenimos. En la mayoría de los casos, muchos de estos cambios han surgido gracias al compartir en grupo sus vivencias, ya que, sobre todo las mujeres, se han sentido identificadas o han puesto nombre y conciencia a cosas que vivían y que no sabían o no se atrevían a nombrar. Esto se ha visto repetido en todos los territorios y ha generado que se removieran emociones y a la vez, se iniciara, la sanación de heridas. También, los espacios de debate e intercambio de opiniones han comportado un aumento en sus reflexiones y argumentos entorno a las violencias machistas. También se han generado respuestas y soluciones colectivas para atajar estas relaciones.

En este ambiente hemos podido realizar una reflexión profunda e interna de cómo nos afectan o privilegian los estereotipos, roles y discriminaciones en nuestra vida diaria según el género en el que nos han socializado y desde el que somos leídas/os, y, sobre todo, como lo normalizamos en nuestras vidas, no siendo conscientes de ello.

Todo esto ha sido posible, en todos los territorios, gracias a la alta participación, sobretodo, de las mujeres en los talleres/cursos, que ha facilitado un gran intercambio de experiencias y conocimientos entre las propias participantes e, incluso, aquellas que inicialmente presentaban más dificultades, han aumentado sus intervenciones. No podemos negar que el comienzo de los talleres y cursos siempre es complicado ya que a las/os participantes les cuesta hablar y sentirse seguras/os en el espacio, ya que las cosas que se comparten son de un carácter muy personal, aunque desde el equipo técnico siempre se proponen de manera paulatina y respetuosa.

Uno de los principales cambios en ellas ha sido la mejora de su autoconcepto y su autoestima, así como su seguridad y autodeterminación en la toma de decisiones, sabiendo que sus criterios son igual de importantes que los de otras personas. También, se destaca en ellas la cohesión del grupo, la participación en las dinámicas, el respeto entre todas y el apoyo mutuo. El buen trato y el diálogo han sido esenciales en todas las actividades; se han sentido en confianza, con libertad de expresarse sin vergüenza ante sus compañeras y se han apoyado cuando se han tratado dinámicas algo delicadas emocionalmente.

En cuanto a los cambios en ellos, los hombres que han participado en los talleres, en su mayoría, han mostrado también una gran evolución, ya que muchos de ellos iniciaron el taller pensando que este no les aportaría nada y, sin embargo, aquellos que lo han realizado hasta el final han remarcado lo mucho que han aprendido, lo mucho que les ha servido, y que realmente les parece importante y les gustaría seguir trabajando en su masculinidad.  Una de las normas necesaria en sus grupos, que destaca en contraposición a los de mujeres, ha sido la de respetar el turno de palabra, que tuvo que hacerse explícita, así como poner atención al espacio que ocupa cada uno.

Espacios de Encuentro con mujeres en Alzira en noviembre de 2019.

También es destacable que, en ambos grupos, pero sobretodo en los de hombres, si han reflexionado sobre el feminismo alguna vez y sobre las implicaciones que el género ha tenido en su vida, es más fácil trabajar sobre ello. Ya que vienen mucho más predispuestos a la escucha y con las defensas menos activas.

Una de las diferencias más destacadas es la disposición con la que llegan mujeres y hombres, ya que ellas llegan con muchas ganas y necesidad de exteriorizar vivencias, aunque puedan tener sus miedos y resistencias. En cambio, ellos suelen llegar en una posición de alerta.

En definitiva, se ha promovido la deconstrucción de prejuicios, estereotipos y miedos, y se ha promovido el autocuidado y la salud social, psicológica y física como algo interrelacionado. También se han potenciado conductas saludables y de buen trato en distintos contextos: familiar, pareja, amistad, laborales, salud, sexualidad, etc.

En general, se ha mejorado el conocimiento sobre la violencia de género mejorando así su prevención, aprendiendo señales de alerta y de detección cada vez más rápida, aunque en muchas ocasiones nos siga siendo difícil. Las y los participantes no pierden su curiosidad, implicación y ganas de seguir creciendo con aprendizajes de beneficio y mejora interior. No siempre es fácil romper con temas culturales que afectan más que benefician, pero el darse paso y voz entre dichos temas es esencial no solo para el desarrollo personal sino también social.

Algunos testimonios

Sobre lo aprendido:

Estar más atenta de situaciones “normales” que no son normales”, “He aprendido a tener valor y decir no a los abusos de los hombres sobre las mujeres

Jacquelin, 43 años, Perú. Valencia

Hay violencia psicológica, económica, sexual también. Son los golpes, pero más los insultos, desprecios…. Hay muchas clases

(Cristina, 41 años, El Salvador. Alzira)

“El taller que hicimos la verdad que me gustó un montón, y aprendí muchas cosas que no sabía sobre el maltrato y la violencia de género. Agradezco este tipo de talleres en los que se aprende cosas obvias pero que no se saben, ya que en el extranjero la mujer desempeña otro papel, son otras costumbres y me gusta aprender las costumbres de aquí. Y en cuanto a la comida me ha gustado juntarnos todos y hacer la comida entre todos«

(Sheriff, 21 años, Gambia. Lepe)

Le doy 10/10 al taller ya que aprendí mucho sobre la lucha contra la violencia machista que existe en España. Muy pedagógicas las actividades que realizamos cada semana y muy gratificante ver a mujeres y hombres apoyando está hermosa causa en plaza San Francisco y pintar sus manos de morado. De verdad muchas gracias por lo aprendido

(Jhoana Vanesa, 35 años, Venezuela. Cartagena)

Por último, queremos poner de manifiesto cómo el Proyecto genera un espacio para generar vínculos de sororidad entre las mujeres; así como el empoderamiento de estas, especialmente de aquellas que han sufrido violencia de género:

El taller ha supuesto un vínculo positivo cargado de respeto y aprendizaje entre las mujeres que hemos participado

(Gladys, 40 años, Colombia. Madrid)

Participar en el curso ha sido para mí una experiencia espectacular e inolvidable, como mujer y más como víctima de la violencia machista, he tenido la oportunidad de conocer a muchas mujeres y organizaciones que están actualmente activas para ayudar, acompañar y denunciar la problemática que nos ahoga actualmente, he tenido el placer de conocer a personas maravillosas. Personalmente me llevo conocimiento válido para mi objetivo de dinamizar, actuar y acompañar a cualquier mujer que en mi entorno padezca cualquier tipo de violencia, ayudar es una bonita forma de sanar mis heridas,  agradecida de todo corazón”

(Solimar, 38 años, Venezuela. Barcelona)

Increíbles profesionales que lo hacen posible…

En cada uno de estos territorios hemos contado con la maravillosa presencia de profesionales altamente formadas y experimentadas que han hecho posible el logro de los objetivos propuestos gracias a su entrega, motivación e ilusión. Ellas han compuesto el equipo técnico y de coordinación:

SIHAME EL MECHMACHI SAAD

AINA GONZÁLEZ NAYA

JULIA APARISI SEVILLA

ALMUDENA DÍAZ PAGÉS

ANDREA BOYO ARIAS

LAURA ARRIBAS BALLESTEROS

LAURA SCHETTINO

ROSARIO MARTÍNEZ

ALBA PASCUAL MARÍN

AMPARO GABALDÓN CORONADO

MONTSE GARCÍA SOSA

PAULA NOGALES GUTIÉRREZ

Y, con el buen trabajo reconocido…

Además, cabe destacar que en este 2019 el Proyecto Salir Adelante ha sido premiado como buena práctica en el marco del Programa de Recogida, Identificación y Visibilización de Buenas Prácticas II de la Liga Española de la Educación dentro de los proyectos específicos dirigidos a Mujeres. Dicho programa trata de visibilizar experiencias de calidad y buenas prácticas a la hora de intervenir en las necesidades específicas de la población inmigrante nacional de terceros países.

De la mano de Laura Schettino, Coordinadora del Área de Igualdad y No Discriminación, y de Paula Nogales Gutiérrez, Coordinadora del Proyecto y Referente del Área, puedes conocer más en profundidad el Proyecto .

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario