Fundación Cepaim lleva a cabo en Navalmoral de la Mata un taller sobre terapia asistida con animales para mujeres y niños/as víctimas de violencia machista con la colaboración de Proyecto ESCÁN

Categorias: Colaboraciones,Igualdad y Gestión de la Diversidad

Trabajamos para que la igualdad entre mujeres y hombres se haga efectiva y por la erradicación de la violencia machista, por ello creemos que la sensibilización en estas cuestiones debe ser imprescindible y abierta a toda la población.

 

El pasado sábado 1 de junio el equipo de Fundación Cepaim en Navalmoral de la Mata (Cáceres)  organizó un taller sobre terapia asistida con animales para mujeres y menores víctimas de violencia machista, con la colaboración del Proyecto Escán, cuyo personal se desplazó hasta la localidad para hacer una demostración del adiestramiento de los perros que acompañan a estas mujeres y niños/as en su día a día.

 

Para el desarrollo del taller pudimos contar con la presencia de Fran Estévez Morales, responsable del Proyecto Escán en Extremadura, y Enrique Cruz, coordinador del Proyecto a nivel nacional.

La iniciativa de llevar a cabo el taller desde el Programa Adelante surgió a raíz del interés profesional hacia el tema de la prevención e intervención en materia de violencia de género, la sensibilidad hacia los animales, y la motivación e iniciativa de una voluntaria de la entidad que colabora con el programa Adelante.

A la actividad fueron invitadas las mujeres participantes en el Programa Adelante y también se acercaron vecinos y vecinas que se encontraban por la zona durante su desarrollo, valorándola como muy positiva y necesaria.

Los técnicos nos explicaron en qué consiste su trabajo con los animales y con las mujeres víctimas, su colaboración y coordinación con otros/as profesionales en la materia y cómo surgió la idea de llevar a cabo esta tarea, desde la detección de la necesidad de seguridad que tiene una mujer y sus hijos/as en esta situación. Tras una explicación teórica sobre su trabajo, la necesidad de su servicio y sus características, con intervención y preguntas de los y las asistentes, pasaron a la exhibición, que consistió, de forma individual, en darle ordenes al perro, a las que él obedecía, tanto al activarse como al desactivarse, juegos con pelotas, sogas, saltos, medidas de persuasión ante un ataque y defensa de la persona que lo lleva.

 

La asociación Escan cuenta con un equipo interdisciplinar, donde se trabajan dos aspectos fundamentales, por un lado ofrecen el servicio psicológico a mujeres víctimas de violencia de género, para ello cuentan con un equipo de psicólogos/as, y por otro lado, la terapia con los animales (en este caso perros), donde el equipo es de técnicos/as y adiestradores/as. Este trabajo tiene que ser complementario y trabajar ambas facetas. Tras un trabajo previo, a cada mujer se le cede un perro y pasa a ser de su pertenencia de forma definitiva, con un seguimiento y supervisión, el entrenamiento se realiza con ella y el perro, y debe haber un compromiso serio y mucha constancia. La finalidad es que la mujer cree un vínculo con el perro que la ayude a fortalecer su seguridad y confianza en sí misma, hacia los demás y hacia su entorno, a la vez que refuerza su autoestima. Al perro no se le puede enseñar a atacar y así convertirse en una arma peligrosa, porque es muy complicado saber desactivarlo, o la propia mujer saber controlar determinados sentimientos en una situación límite. Pero sí, la actitud, y la propia presencia del perro hace de persuasor ante un posible ataque o acercamiento del agresor.

 

Esta actividad está enmarcada en el Programa Adelante, cuyo objetivo es la inserción sociolaboral de las mujeres y la eliminación de las barreras que impiden el acceso y mantenimiento del empleo en condiciones igualitarias, a la vez que promueve la lucha contra la violencia machista. El programa Adelante está financiado por el Fondo Social Europeo, en el Marco del Programa Operativo de Inclusión Social y de Economía Social. En Extremadura, cofinanciado por la Junta de Extremadura.

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario