Confinadas pero no aisladas: el proyecto Salir Adelante finaliza con éxito sus formaciones

Etiquetas: ,

Categorias: Igualdad y Gestión de la Diversidad

Se han desarrollado las ediciones online de 3 cursos de Dinamizadora Comunitaria para la prevención de la violencia de género y uno de Facilitador de grupos de hombres para la prevención de la violencia de género

A causa de la situación de pandemia y confinamiento que hemos vivido, el equipo técnico del Proyecto Salir Adelante del Área de Igualdad y No Discriminación también se ha quedado en casa, pero no por ello hemos paralizado nuestras actividades …todo lo contrario, las hemos readaptado para Salir Adelante y poder seguir  promoviendo la igualdad de oportunidades para la participación efectiva de las mujeres en todas las esferas de la vida, particularmente a nivel social y económico, toma de decisiones legales y políticas, lucha contra el racismo y todas las demás formas de discriminación. Y, por otro lado, también es importante poner el foco en los hombres como agentes de cambio para la promoción de la igualdad y la prevención de la violencia de género. 

Es por todo ello que desde el inicio del confinamiento, hemos estado consagradas a replantear y modificar los cursos hasta ahora presenciales para convertirlos en formato online sin que pierdan el contenido esencial  y la cercanía que caracteriza estas actuaciones. Y, cómo no, hemos empleado su tiempo en  formarnos y “reformarnos” en plataformas de aprendizaje online, para lo cual hemos contado con el inestimable apoyo del departamento de Formación siempre dispuesto a colaborar y resolver dudas de la plataforma Moodle.

 A principios de junio pusimos en marcha las ediciones online de 3 cursos de Dinamizadora Comunitaria para la prevención de la violencia de género enmarcados dentro del Proyecto Salir Adelante: estableciendo relaciones libres de violencia en las provincias de Valencia, Barcelona y Murcia. Estas actuaciones están financiadas  por el Ministerio de  Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Secretaría de Estado de Migraciones, Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria, y cofinanciado por el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI ).

 A su vez, se inició  el curso de Facilitador de grupos de hombres para la prevención de la violencia de género realizado en Madrid y también en formato online. Este curso se financia gracias a la Comunidad de Madrid, Secretaría General Técnica de la Consejería de políticas sociales,familias, igualdad y natalidad.

Muchas de las personas inscritas en los cursos no cumplían con el perfil que marca la financiación,pero  consideramos que ha sido un rotundo éxito, ya que hemos recibido 348 solicitudes para el curso de Facilitadores, 149 para el Curso de Dinamizadoras Comunitarias para la prevención de Violencia de Género en Cartagena (ampliado después a Murcia), 181 para el de Barcelona 186 para Alzira (ampliado a toda la Comunidad Valenciana).

Finalmente el número total de participantes ha sido de 25 en el curso de hombres, finalizando exitosamente 22 hombres.

En los cursos de Dinamizadora , Cartagena y Murcia, el número total de mujeres participantes han sido 26, 28 en Barcelona ; en Alzira y provincia de Valencia participaron 21 mujeres.

Con el desarrollo del curso algunas de ellas fueron dándose de baja principal y paradójicamente por motivos que tienen que ver con los contenidos de los cursos: desigualdades de género. El confinamiento ha puesto de manifiesto  una vez más,  la brecha digital de género, la sobrecarga que muchas tienen con las tareas domésticas y de cuidados o la falta de corresponsabilidad  ( Ver informe completo ).

En Alzira, el número total de mujeres participantes ha sido de 21 mujeres de las cuales lo han finalizado con éxito 14 mujeres.

Los grupos han sido muy heterogéneos y diversos, destacando en el grupo de facilitadores un elevado número de hombres con estudios y experiencia en el sector social y de origen español mayoritariamente. 

Los cursos de Dinamizadoras se han caracterizado sin embargo por su heterogeneidad destacando principalmente las mujeres procedentes de Marruecos. Han representado también un número significativo las provenientes de Colombia. Otros orígenes culturales presentes han sido México, Guinea Ecuatorial, Gambia, Senegal, Venezuela y Honduras. 

En relación a los estudios cursados  destacan mayoritariamente aquéllas con estudios universitarios (70% en el caso de Cartagena, 61% en Barcelona y 38% en Alzira) siguiéndole las que han realizado estudios de secundaria/bachiller y formación profesional.

Sus edades también han sido muy heterogéneas destacando el tramo de edad de  18-30 años (60%) en el curso de Cartagena-Murcia;  las de 30-45 años en Barcelona (61%) y en Alzira-Valencia han predominado aquellas con un rango de edad entre los 30-45, con un 76.2%.

Por otro lado, queremos destacar que también  muchísimas compañeras/os de la propia Fundación, se han puesto en contacto con nosotras para poder realizar el curso o solicitar una formación similar para los equipos técnicos, argumentando la necesidad de dotarse de herramientas para trabajar con grupos la sensibilización y la prevención de las violencias de género.

En relación a los contenidos que se han trabajado en los cursos; los  de Dinamizadora comunitaria , de una duración de 40 horas han versado sobre los siguientes contenidos:

Módulo 1:  (De)generándonos: Teoría y análisis de género

Módulo 2: Violencia de género: análisis y aproximación

Módulo 3: Prevención y sensibilización

Módulo 4: Nuestro papel como dinamizadoras

Módulo 5: Intervención grupal para la prevención de la violencia de género

Módulo 6: Planificación de acciones de prevención

En el caso del curso de Facilitador para grupos de hombres, los contenidos han sido similares, centrándonos en:

Módulo 1:  (De)generándonos: Teoría y análisis de género

Módulo 2:Conceptualizar  la masculinidad, 

Módulo 3: Socialización privilegiada y dominante 

Módulo 4: Violencia de género: análisis y aproximación

Módulo 5: Intervención grupal con hombres en materia de desigualdad

Módulo 6: Planificación de acciones de prevención

Aunque el formato haya sido online, se ha intentado que fueran lo más vivenciales posibles y tanto a nivel metodológico como para evaluar  el curso, en todos ellos,  el alumnado ha tenido que proceder a lecturas recomendadas,  realizar actividades de reflexión obligatorias así como participar en los foros habilitados. En otras ocasiones,  se ha participado a través de reflexiones tras visionados de videos o generación de debates. La participación ha sido muy interesante llevando a los foros los debates que se generaban en las sesiones online en directo con profesionales y esto ha enriquecido mucho la formación.

En el curso de Facilitadores,  las evaluaciones y el feedback tanto de los participantes como de la facilitadora principal, Laura Arribas Ballesteros (técnica de Igualdad del centro de Madrid) han sido muy positivos destacando que,  aunque la preferencia fuera por el formato presencial, se ha conseguido crear un clima cercano y de confianza.

El grupo ha señalado de manera casi unánime la profesionalidad de la tutora, acompañando y realizando sugerencias muy afinadas a las aportaciones del grupo de una manera cercana. También se ha resaltado el  trabajo muy cuidado por parte de las organizadoras; con facilidad, disponibilidad, flexibilidad, fomento de la participación, contenido apropiados y personal formador bien elegido. 

Han sido muy valoradas las sesiones online en directo mantenidas con Olmo Morales Albarrán donde han empatizado con las experiencias vividas por las mujeres o han vivenciado dinámicas para trabajar los privilegios.

Colaboradoras externas de la talla de  Coral Herrera Gómez hablando sobre  «Las relaciones de violencia» o Iñaki Lajud Alastrué  mostrando  «Pautas de intervención con grupos de hombres»  han enriquecido los contenidos del curso. No ha faltado tampoco la colaboración de compañeras del Área de Igualdad y No Discriminación como la intervención de Bakea Alonso Fernández de Avilés sobre  «Hombres y políticas públicas» ó Ángela López Ramos exponiendo la experiencia de trabajo con hombres de la Fundación Cepaim y algunos «Feminisconsejos para la intervención»

Con respecto al objetivo de sensibilizar en temas de violencia, se ha cumplido con éxito, ya que muchos participantes han expresado que a pesar de conocer información al respecto, pensaban que no les incumbía, o no se sentían interpelados, y han tomado consciencia de diferentes formas de violencias que han ejercido contra las mujeres y  piensan en pasar de la idea a la acción.

Algunos de los participantes han expresado opiniones del tipo:

  • “La responsabilidad del cambio estructural, en lo que a los hombres nos toca, lo tenemos que llevar a cabo nosotros, partiendo de un desempoderamiento y de romper con la fraternidad como sostenimiento de poder.”
  • “El trabajo como facilitador con grupos de hombres hay que enfocarlo a los privilegios: a tomar conciencia de ellos y a buscar el modo de actuar para desprenderse de ellos”.
  • Como hombres, debemos desafiar al poder, renunciar a nuestras voluntades, hábitos e intereses que nos permiten beneficiarnos de nuestra posición de poder y privilegio.”

El grupo en su mayoría ha estado muy comprometido con su proceso y con las actividades propuestas llegando a proponer un encuentro final presencial en el que nos pudimos juntar para exponer los trabajos finales del módulo 6 en el que, en pequeños grupos , los participantes debían diseñar una  actividad de prevención o de sensibilización con otros grupos o colectivos. Algunas de ellas han versado sobre intervención  en centros educativos con adolescentes, trabajar con ellos conductas de riesgo, publicidad sexista, talleres con otros grupos de hombres para concienciar sobre los privilegios masculinos, sobre las relaciones afectivo-sexuales con mujeres etc. Incluso algún grupo se ha atrevido a grabar su actividad en un pequeño video!!

A este encuentro presencial, asistieron una pequeña parte de los participantes el pasado día 14 de Julio en las instalaciones del centro de Madrid. 

El  84,6 % de las evaluaciones recibidas marcan la puntuación máxima en satisfacción general y el 100% de los participantes recomendaría el curso a otros hombres.

Por su parte, el Curso de Dinamizadora comunitaria para la prevención de violencia de género se ha reproducido, como ya se ha comentado, en Cartagena (facilitado por  Carmen Borrego Castellano), Alzira (facilitado  por Begoña Alfaro Valles)  y Barcelona (Andrea Boyo Arias). 

En estos cursos hemos podido contar con excelentes intervenciones de expertas en las materias como es el caso de la jurista feminista Lorena Garrido Jiménez, profesora asociada de Derecho de la UAB con una intervención sobre el “Marco jurídico de la violencia de género” y haciendo especial hincapié a la situación de vulnerabilidad a la que pueden estar expuestas las mujeres migradas.

Otras extraordinarias intervenciones han sido trabajadas a través de conversatorios, como el que tuvo lugar con la presencia de Pamela Palenciano Jódar y Ana Burgos García sobre Violencias contra las mujeres, o la “Mesa camilla” sobre Interseccionalidad que contó  con Marisol Saelo (Trabajadora social feminista) Hanan Amghar (Mediadora Social intercultural y activista de Derechos Humanos) y Silvia Agüero (Madre, gitana y feminista).

En el desarrollo de los cursos hubo también espacio para que Paula Nogales Gutiérrez y Ángela López Ramos, compañeras del Área de Igualdad presentaran el  Manual Salir Adelante e incluso disfrutar y aprender con un Taller de memes feministas como herramienta de sensibilización de la mano de Ana Burgos García.

Como ejercicio final del curso y que  ellas  plasmaran  el grado de conocimientos adquiridos, las participantes han realizado trabajos grupales a través del diseño de actuaciones de sensibilización y/o prevención que han versado sobre trabajo de medidas educativas en el hogar, elaboración de folletos informativos, talleres de prevención con adolescentes, autocuidados, trabajo de la diversidad etc.

Los grupos de mujeres de cada territorio han estado muy comprometidas con el curso, han expresado su satisfacción, han resaltado cómo esta formación ha sido un cambio de paradigma en sus vidas. Las mujeres participantes coinciden en que la facilitación de las Técnicas de Igualdad ha sido cercana, cuidada y respetuosa. Además, la gran mayoría de las participantes han agradecido la flexibilidad proporcionada en el curso, facilitando la conciliación de este con su vida personal, laboral y familiar.

Es importante destacar las relaciones de confianza y respeto que se han establecido entre las mujeres y las Técnicas de Igualdad de cada territorio. De hecho, en algunos casos se han detectado situaciones de violencia de género que han podido ser acompañadas, sostenidas y derivadas a los diversos recursos existentes en cada territorio para la protección de las mujeres en situaciones de violencia. 

Los comentarios de las participantes de los cursos han sido muy positivos, ya que un gran porcentaje de mujeres de los tres cursos coinciden en la calidad y profesionalidad de las colaboradoras, así como de los conocimientos abordados por ellas. Destacando el descubrimiento de conceptos como es el de “interseccionalidad” o herramientas como los memes feministas:

“El concepto de interseccionalidad no lo tenía del todo claro y ahora sí soy capaz de ver con otros ojos la realidad en cuanto a discriminación. El aporte de las distintas mujeres en las charlas me ha servido mucho, cómo ven y viven el feminismo cada una me ha abierto la cabeza.”

“El concepto de interseccionalidad fue todo un descubrimiento y lo considero muy útil para poder trabajar con las personas íntegramente. La necesidad de trabajar multidisciplinariamente y en todos los niveles de prevención.”

“Me llevo metodologías y herramientas de trabajo como los memes feministas, el relief maps y todos los conceptos y reflexiones sobre los estereotipos de género y sus implicaciones en mi vida cotidiana.”

El objetivo sobre la sensibilización sobre prevención de la violencia de género ha sido un eje principal de estos cursos, siempre intentando aportar una mirada interseccional y crítica. Este objetivo ha sido sido conseguido de forma muy satisfactoria pues podemos observar cómo las mujeres que han participado tenían una idea preconcebida de lo que era el concepto de violencia de género muy sencilla y básica. A lo largo del curso se ha visto la evolución en cuanto a profundidad y conocimiento sociopolítico de esta manifestación del heteropatriarcado.  

El 100% recomendaría el curso a otras personas. Y a pesar de que todas las mujeres han expresado su satisfacción no podemos dejar de nombrar a las mujeres que , como hemos indicado anteriormente, han tenido que dejar el curso a medias debido a factores sociales que les han impedido seguir desarrollando su actividad  formativa tales como imposibilidad de conciliar para cuidar de las personas su cargo (hijos/as y personas dependientes), ser trabajadoras de empleos precarizados con largas jornadas de trabajo, situaciones de empobrecimiento (en ocasiones más exacerbadas debido a la situación de pandemia y estado de alarma), imposibilidad de regularizar o renovar su situación debido a los colapsos en las oficinas de extranjería. Por ello, queremos recalcar y reconocer que muchas mujeres no han podido seguir participando en esta formación por su situaciones socioeconómicas pero que han manifestado su voluntad aunque finalmente no han podido. 
Tras estas actuaciones, el proyecto Salir Adelante continúa , con una pausa para que nos demos un merecido descanso!!, con otras actuaciones como Espacios de Encuentro, talleres dirigidos a mujeres Juntas y revueltas, taller Hombres de cuidadoS o una Exposición para prevenir la trata con fines de explotación sexual. De todo ello iremos informando como siempre a través de la web y las redes sociales.

Autor: Fund. Cepaim

Deja un comentario