El grupo motor juvenil “Haz Piña” de Níjar da el pistoletazo de salida para formarse y plantear soluciones a las dificultades del territorio

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Acción Comunitaria,Jóvenes

El grupo motor juvenil “Haz Piña” surge ante la falta de espacios de encuentro juvenil en el territorio de San Isidro de Níjar. Para dar respuesta a esta necesidad detectada por los/as propios/as jóvenes se crea el grupo motor como punto de encuentro para la población juvenil con ganas de organizarse y transformar su territorio, compartir intereses y encontrar un espacio referente para formarse como líderes y lideresas del cambio social.

El grupo motor, que se reúne semanalmente y  cuyos miembros pertenecen a diferentes nacionalidades y edades, plantea sesiones temáticas donde trabajar cuestiones relativas al territorio y otras temáticas planteadas por sus participantes; a saber, diagnóstico de necesidades del territorio, diversidad sexo-afectiva, relaciones sanas, violencia de género, autoestima, entre otras.

Desde que comenzaron a reunirse el 11 de agosto, han sido un total de 5 veces. La participación fluctúa mucho y es desigual, habiendo personas que participan de manera regular y otras que no. En total, han participado un total de 11 personas, 5 chicas y 6 chicos, de edades comprendidas entre los 16 y los 21 años.

Durante estas reuniones se ha trabajado con el grupo la percepción del territorio, diversidad sexo-afectiva, relaciones sanas, cohesión grupal; y, el taller de autoconcepto a través del baile en el que participaron 5 personas, chicos y chicas entre 18 y 21 años. La herramienta de trabajo, en esta ocasión, fue la música urbana que, a través de la danzaterapia, nos ayudó a favorecer la expresión corporal y las emociones, a explorar la relación con el yo y del yo con los/as otros/as, entendiendo la danza como herramienta de transformación social.

En las próximas sesiones tenemos programado trabajar violencia de género, escritura creativa orientada a la creación musical y experiencias de auto organización frente al racismo y la xenofobia.

De todas las personas participantes, ninguna cuenta con experiencia de participación social de este tipo o de otro, debido a la falta de tejido asociativo y espacios para la juventud en el territorio, así como la escasa cultura de la participación (más aún juvenil). Se trata de jóvenes de nacionalidad marroquí, la mayoría nacidos en Marruecos. La mayoría ha crecido entre la cultura familiar (marroquí) y la de su entorno (española), aunque también acuden personas recién llegadas por costas, invitadxs por otros miembros del grupo.

El principal reto actual del grupo es su consolidación, dada la amplia fluctuación en la participación, así como la ampliación de participantes dentro de los límites marcados por las medidas sanitarias.

El grupo tiene previsto seguir reuniéndose con el objetivo de consolidarse como grupo, trabajar en la formación de los y las jóvenes en materias sociales y trabajar en la cultura de la participación para favorecer su inclusión en otros espacios comunitarios (por ejemplo, la mesa comunitaria de la convivencia) desde una perspectiva juvenil actuando como agentes de cambio en su territorio.

Esta actividad se enmarca dentro del proyecto “Comunidad Intercultural. Programa de promoción de la convivencia e intervención comunitaria intercultural en barrios de alta diversidad”, financiado por el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social y el Fondo de Asilo, Migraciones, Migraciones e Integración de la Unión Europea.

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario