Comunicado | RECHAZO DE LA FUNDACION CEPAIM AL PRE-ACUERDO DE LA UE Y TURQUIA PARA LA EXPULSIÓN DE LAS PERSONAS REFUGIADAS

Etiquetas: , , , ,

Categorias: Europa Social,Tercer Sector

La Fundación Cepaim expresa su total rechazo y oposición al contenido del preacuerdo adoptado en el día de ayer, 08 de marzo del 2016, por la UE y Turquía, en el que claramente se actúa en contra de la Carta de Derechos Fundamentales, el Pacto Internacional de Derechos civiles y Políticos, La Carta Social Europea, El Convenio Europeo de Derechos Humanos y la propia Convención de Ginebra para los Refugiados.

 

La expulsión colectiva de todas las personas que pasen de Turquía a las Islas Griegas, al considerarlas “inmigrantes irregulares”, puede suponer “el principio del fin” de la Europa Social planteada en la Estrategia Europea 2020, y ataca directamente las obligaciones que tienen los Estados miembros de ofrecer vías seguras y proporcionar acceso “individual” en los procedimientos de concesión de asilo en sus fronteras, asumiendo provisionalmente la protección y refugio de potenciales solicitantes de asilo. Se trata de un preacuerdo que de aplicarse, supondría el naufragio de la Europa social, convirtiendo en mera asistencia social el tratamiento de los derechos de los refugiados, acreditando que nos encontramos no ya ante una crisis de refugiados sin precedentes, si no también ante una crisis de solidaridad, de valores y de principios, sin los cuales el proyecto europeo no tendrá futuro.

 

Las medidas previstas de intercambio de refugiados, irregulares por regulares, no proporciona la seguridad y protección necesaria establecida en la Legislación Europea. Si Europa aborda sus retos y esta crisis humanitaria externalizándola fuera de sus fronteras, la historia recordará este momento por la incapacidad de la UE de gestionarla y por su inacción ante el abordaje de verdaderos dramas humanos. A través del presente comunicado exponemos nuestra máxima preocupación por la vulneración de los derechos, y el ataque a la dignidad, de todas las personas que abandonan sus países buscando protección internacional, poniendo de relieve la especial vulnerabilidad de mujeres, menores no acompañados, personas con discapacidad, personas de edad avanzada, mujeres embarazadas, familias monoparentales con menores de edad, entre otros colectivos. Así como de aquellas personas, que perteneciendo o no a estos colectivos, han padecido torturas, violaciones u otras formas graves de violencia psicológica, física o sexual, o son víctimas de trata de seres humanos.

 

Por este motivo la Fundación Cepaim insta a la UE a que resuelva esta crisis huyendo de medidas de endurecimiento de las políticas migratorias que violan el principio de “NO DEVOLUCIÓN” consagrado en el Derecho Internacional, esperando que el Consejo Europeo en su reunión del próximo 18 de marzo, pare estas medidas con absoluta claridad, no ratificando este principio de acuerdo, poniendo urgentemente en marcha los programas de reasentamiento y reubicación, a la vez que las medidas necesarias para abordar  de una vez y como se merece esta situación.

 

La ratificación de este acuerdo podría hacernos caminar peligrosamente hace la erradicación del Derecho de Asilo y la Protección Internacional dentro de la Unión Europea, poniendo en cuestión los pilares básicos de su propia configuración.

 

Por tal motivo denunciamos y reclamamos que, en cumplimiento de la legalidad internacional, no se ratifique el pacto avanzado hasta el momento y se abran vías de acceso seguras para todas aquellas personas refugiadas que, de acuerdo con la ley, tienen derecho a que se les reconozca esta condición dentro de la Unión Europea.

 

La Fundación Cepaim, se suma por tanto a las fuerzas políticas y sociales que convocan una movilización de la ciudadanía en España para el 16 de marzo, al objeto de denunciar la actitud de Gobiernos e instituciones europeas y para exigir medidas urgentes que atajen las causas y las consecuencias de la mayor crisis humanitaria a la que se ha enfrentado Europa en los últimos años, e instamos a la mayor participación global de la ciudadanía a éstas.

 

PINCHA PARA LEER EL MANIFIESTO DE LAS CONCENTRACIONES DEL 16 DE MARZO

 

Fundación Cepaim

09 y 11/03/2016

Autor: Fundación Cepaim

Una Respuesta a "Comunicado | RECHAZO DE LA FUNDACION CEPAIM AL PRE-ACUERDO DE LA UE Y TURQUIA PARA LA EXPULSIÓN DE LAS PERSONAS REFUGIADAS"

  1. Fabián Posted on 10 marzo, 2016 at 13:32

    Sin quitar responsabilidades a la Unión Europea, el papel que está jugado Turquía en este asunto, y más específicamente el gobierno de Erdogan, ha sido lamentable desde el principio. Se ha utilizado a los refugiados para presionar a Europa con ese juego infame de «ahora cierro las fronteras, ahora las abro…». Todo ello sin ninguna certeza, como ya se ha visto, de poder acceder a una sociedad de acogida que garantizase mínimamente los aspectos más esenciales de la vida o en ocasiones, la vida misma.

    En primer lugar, conviene denunciar el papel que está jugando Turquía, presionando a la UE con las vistas puestas en acceder al club de los 28. La UE por su lado le exige que haga de matón de frontera y frene la llegada de refugiados a Europa mientras a cambio, ese «selecto club» mira hacia otro lado en el conflicto paralelo que vive Turquía frente a las reivindicaciones históricas (además de justas) del Kurdistán turco, que reclama su autonomía y a cambio recibe bombas turcas con la connivencia de Europa (que para más ironía, cuenta con el premio Nobel de la Paz de 2012). Estos hechos ya se están denunciando por miembros del Europarlamento y por periodistas independientes y aquellos que trabajan sobre el terreno.

    Tampoco conviene perder de vista el conflicto de Turquía con Rusia (aliado de Alassad), que llegó a su máxima expresión (hasta el momento) con el derribo del avión ruso por parte de las fuerzas armadas de Turquía hace pocos meses. A todo eso hay que sumar el omnipresente papel de EE.UU., su rol en la guerra de Siria (y financiación de determinados grupos), sus diferencias con Rusia y su relación poco clara con el DAESH, desaparecido hasta la fecha después de unos meses de constante aparición y propaganda en los medios de comunicación de todo el mundo y que también tiene su papel protagonista, con relaciones de lo más turbias con Israel, Arabia Saudí o la propia Turquía.

    No es que haya que desarrollar un análisis geopolítico con cada comunicado, pero la situación es tan compleja que en aras de clarificar y arrojar un poco de luz, sería deseable que, por parte de organizaciones como Fundación CEPAIM y otras, se señalasen las principales responsabilidades de los actores implicados, de cara a concienciar a la opinión pública y desarrollar el espíritu crítico que la ocasión requiere. De lo contrario podemos caer en análisis simples y «buenistas» del tipo «pobres refugiados, no se merecen esto». Desde luego que no se lo merecen y hay que denunciarlo e instar a la UE a poner freno a esas políticas como hace CEPAIM, pero conviene tener presente de donde viene aquellos polvos para comprender estos lodos. Contando con una sociedad civil concienciada y movilizada, las apelaciones a gobiernos y organismos internacionales contarían con el respaldo y la fortaleza de dichas sociedades.

Deja un comentario