Una nueva inserción en el medio rural: inauguración del Bar Social de Laluenga (Huesca)

Etiquetas: , ,

Categorias: Desarrollo Rural

El pasado viernes 5 de abril de 2019 quedó inaugurado el bar social de Laluenga que a partir de ahora va a regentar Ana, una joven de Zaragoza que junto a su hijo Luis y su pareja Marcio se han trasladado a vivir a este pequeño pueblo oscense de la Comarca de Somontano de Barbastro.

Un éxito de participación puesto que un buen número de vecinos y vecinas acudieron al bar con ilusión por la llegada de una nueva familia a la localidad; para un pequeño municipio es muy importante que el bar social esté abierto, puesto que es el lugar de reunión de vecinos  y vecinas de todas las edades así como de las personas que acuden los fines de semana o temporadas estivales.

Rocío Gregorio, técnica del proyecto SENDEROS para la Integración de Nuevos Pobladores en Entornos Rurales y Zonas en Proceso de Despoblamiento financiado con cargo a la asignación tributaria del IRPF del Gobierno de Aragón, aprovechó para explicar a todas las personas asistentes a la inauguración cómo se trabaja desde el Área de Desarrollo Rural de Cepaim los diferentes programas de repoblación en el medio rural y les hizo llegar la necesidad de que la ciudadanía se implique, haciéndonos llegar esas ofertas de empleo que pueden llevar a que una nueva familia se inserte en el medio rural.

Se hizo hincapié también en el acompañamiento que realizamos con las familias, antes de la inserción, a lo largo del proceso y una vez realizado el traslado.

También hubo un momento para agradecer a Cristina Juarez Gracia, alcaldesa de Laluenga, y a toda la corporación municipal, su necesaria colaboración para que esta inserción pudiera realizarse; se firmó también el acuerdo de colaboración entre Fundación Cepaim y el Excmo. Ayuntamiento de Laluenga lo que nos permitirá seguir trabajando conjuntamente en pro del desarrollo rural de la localidad.

Ana y Marcio nos han manifestado su alegría tras este primer fin de semana de contacto con los vecinos de Laluenga, entre los que el pequeño Luis ya se encuentra como si los conociese de toda la vida.

¡Mucha suerte familia!

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario