A petición de las familias con las que venimos trabajando desde el Centro de Acción Comunitaria La Macarena el jueves 4 de abril celebramos una fiesta de la primavera en la Plaza Playa Punta Umbría.

 

Esta actividad nace con diversos objetivos: fomentar el uso saludable de los espacios públicos del barrio por parte de las familias que lo habitan, celebrar la llegada de la primavera con las familias que participan de las actividades del proyecto de dinamización y generar un espacio en el que las familias se sientan a la vez atendidas y protagonistas del proceso participativo.

 

El buen tiempo nos acompañó y nos pudimos permitir salir del local y disfrutar de la plaza en compañía de niños, niñas y madres. Las madres trajeron merienda para compartir.

 

Desde Cepaim organizamos una serie de juegos para amenizar la tarde:

Mural: llegó la primavera. Con rotuladores, pinturas y diversos materiales entre todos los participantes harán un mural inspirado en esta bella estación del año.

Juego: nuestra flor. Se esconden partes de la flor por todo el parque. Los participantes se ubican en el centro para entonar un cantico a la primavera:

La primavera ya llegó,
se marcha el frío llega el sol
las flores van a despertar
para paisajes dibujar.

Ya llegó, déjate llevar.
Siéntelo y sal a disfrutar.

Después de la ronda se da una pista de dónde se encuentran las partes de la flor para que las niñas y niños la busquen juntos y entre el grupo armen la flor para decorar el mural.

Actividad La primavera de los sueños. Cada niña y niño recibe una flor para pintar, decorar, escribir los sueños y recortar. En el centro de la flor se ponen los sueños y en los pétalos los pasos (lo que tengo que hacer) para cumplir esos sueños. Cuando cada niño y tenga su flor se cierran los pétalos, uno sobre otro. Se introducen las flores a un estanque o balde con agua y veremos cómo se abren poco a poco hasta quedar la florecita visible 100%. Tomar la flor para que no se moje totalmente la cartulina. Se dejan secar y se le pone una varita a cada una para introducir la flor es una maceta visible para recordar nuestro sueño y animarnos a luchar y trabajar por ellos. Se habla que es necesario trabajar por hacer realidad nuestros sueños, las cosas no llegan a nosotros solo por el hecho de desearlas, debemos poner mucho de nuestra parte.

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario