El aumento de precios de la vivienda en alquiler: Una barrera para la inclusión social

Etiquetas: , , ,

Categorias: Tercer Sector,Trabajo Social

Madrid, 10 de diciembre de 2018.- El incremento del precio del alquiler trae consigo graves consecuencias, en primer lugar, la imposibilidad de acceso a una vivienda digna para las personas y/o familias en situación de exclusión social (perceptoras de la Renta Mínima de Inserción, pensiones no contributivas, subsidios, etc. La dificultad se extiende hasta las personas trabajadoras en activo, las denominadas “mileuristas”.

Otras consecuencias del aumento del precio de los alquileres son el incremento de los impagos y la pérdida de vivienda, los desplazamientos de población que obligan a familias a dejar su entorno y su arraigo al no poder asumir los precios o, incluso, la imposibilidad de acceso a una vivienda digna y la consecuente opción de la ocupación por necesidad.

Desde hace más de un año, EAPN Madrid y sus organizaciones miembro venimos detectando la subida desproporcionada del precio de los alquileres de vivienda en la capital y en los municipios cercanos. Este aumento de precio supone una barrera insalvable para las personas con las que trabajamos que, en muchos casos y previo a este aumento, ya venían teniendo dificultades relacionadas con el pago del alquiler y el acceso a una vivienda digna.

Familias que perciben una Renta Mínima de Inserción de 400 euros, personas migrantes, jóvenes con dificultades para acceder al mercado laboral y, por tanto, de tener ingresos estables suficientes, o madres solteras con empleos precarios por debajo de los mil euros, son el perfil de población que solo puede acceder al mercado de vivienda en alquiler, cada vez más inaccesible por esta escalada de precios.

Kenia, una madre con 3 hijos, sobrevive con 800 euros al mes trabajando de panadera-pastelera para sacar a la familia adelante, sin ayudas públicas y con un alquiler de 600 euros al mes. Casos como el de ella, más que una excepción, son cada vez más habituales.

¿Cómo hemos llegado a este incremento tan desproporcionado en el precio de alquiler de vivienda en la Comunidad de Madrid?

La modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos que redujo la duración de los contratos de alquiler provocando subidas en las renovaciones, la poca oferta de vivienda asequible y social y la alta demanda, la falta de concesión de hipotecas, ya que hace falta tener unos ahorros del 20% del valor de compra, situación que no está al alcance de la gran mayoría de la población, el creciente uso de viviendas como alquileres turísticos, la venta del parque público de vivienda a particulares y fondos de inversión, con los grupos de inversores inmobiliarios cuyo principal fuente de negocio es el alquiler de viviendas, y con la colaboración de los propietarios de viviendas vacías que se unen a la ola de incremento de precios, son algunas de las causas que explican esta situación. Todo esto sin mencionar la precarización generalizada producida por un mercado laboral frágil y salarios aún más bajos.

En definitiva, la sociedad en su conjunto observa como suben los precios de la vivienda, con la sensación de no poder hacer nada. Ángel Hernández, coordinador de EAPN Madrid, sostiene que “las Administraciones Públicas tienen la responsabilidad y la capacidad de regular el mercado de vivienda y de esta forma  garantizar el derecho a una vivienda digna al conjunto de la ciudadanía, así como de realizar actuaciones de sensibilización que favorezcan la conciencia social sobre este problema.”

¿Qué actuaciones podrían llevarse a cabo para garantizar el derecho a la vivienda?

  • Una Ley autonómica de Vivienda que regule los precios del alquiler y venta de viviendas e impida la venta de vivienda pública.
  • El aumento del parque de vivienda pública en alquiler asequible para las personas y familias con bajos recursos económicos, efectuado en función de la demanda existente.
  • Desgravaciones fiscales a los propietarios que alquilen sus viviendas dentro de un precio fijado por la administración, regulado en una futura Ley autonómica de Vivienda. Del mismo modo, se puede aumentar los impuestos a los propietarios que fijen precios superiores a los establecidos.
  • Ayudas directas al alquiler para personas y familias en situación de riesgo de exclusión social que cuentan con rentas bajas.
  • Movilización de viviendas vacías para favorecer el alquiler con precios regulados.
  • Creación de un Observatorio público de la Vivienda en la Comunidad de Madrid.

 

Actívate

Si quieres contribuir a visibilizar la situación excluyente del mercado del alquiler con alguna historia real, cuéntanos alguna en redes sociales utilizando la etiqueta #ExcluidasdelAlquiler.

 

 

 

Autor: F. Cepaim

Deja un comentario